Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

La importancia del blog interno y pasos para gestionarlo

palabras-clave-blog-interno

“Disponer de un blog interno es fundamental para el SEO”. Esta idea es algo que, desde Vexlan, insistimos a nuestros clientes. A menudo  nos encontramos con sitios web que carecen de blog o que aún teniéndolo, no se gestionan como se debería.

Por otro lado, también contamos con clientes que disponen de su blog interno e incluso publican contenido en él y sin embargo, sus artículos no logran aparecer en los resultados de búsqueda ¿a qué se debe esto? El problema no reside en que escriban mal, o que lo que escriben no interese a nadie. Por dar algún dato, al día se publican más de 1,6 millones de posts sólo en WordPress.com, que ya cuenta con más de 75 millones de usuarios…las cifras son descabelladas…luego, es fundamental disponer de blog interno para generar contenido de calidad pero al mismo tiempo saber escribir un artículo enfocado a SEO si queremos destacarnos de la competencia.

Ya comentamos en su día de la importancia del marketing de contenidos, donde la web es la principal herramienta para llevarlo a cabo. Sin embargo, no es suficiente con optimizar la web. Es necesario actualizar información de forma constante para que los usuarios sigan visitándonos, comentando y compartiendo la información. De esta forma estaremos reflejando que somos un punto de referencia para muchos usuarios y eso a Google le gusta… Por tanto, y para poder llevar a cabo todo lo anterior, el blog interno es básico, pues es el rey de los contenidos y se debe aprovechar al máximo.

A lo largo de este post, trataremos de daros las pautas que se deben seguir para lograr que los artículos tengan la visibilidad necesaria en los resultados de búsqueda ¿estás preparado? ¡Empezamos!

Paso uno: Márcate un objetivo

Este paso, que puede resultar hasta obvio, es el primer error que se suele cometer. A la hora de escribir un artículo optimizado para SEO, debemos detenernos y pensar ¿Qué quiero contar? ¿a quién se lo quiero contar? Por poner un ejemplo, imaginemos que se trata de una empresa de calzado. De nada valdría empezar a hablar del calzado en general ¿por qué estamos escribiendo? Además de por SEO, ¿querremos contarles algo a nuestro público no? Cuanto más se afine el objetivo, más interesante será nuestro artículo.

Siguiendo con el ejemplo de la marca de calzado, un objetivo podría ser: destacar un modelo de producto en concreto, hablar de las bondades de un buen calzado o los beneficios de salir a correr…objetivos hay miles, pero debemos tenerlo claro antes de pasar al siguiente paso.

Paso dos: ¿qué palabras clave vas a utilizar?

Cuando hablamos de crear textos SEO, no hablamos de fórmulas mágicas. No hay que escribir con un lenguaje especial ni tener conocimientos técnicos para llevarlo acabo. Simplemente, debemos entender que una vez hemos elegido el tema sobre el que hablaremos y antes de ponernos a escribir “a lo loco” debemos  conocer qué le interesa a la gente, qué es lo que más buscan sobre ese tema y cómo lo buscan…y toda esta información nos la ofrece Google.

Siguiendo con el ejemplo anterior, imaginemos que vamos a hablar sobre los beneficios de correr. Lo primero que tendríamos que hacer es observar en Google qué es lo que más busca la gente. Para ello, empezaríamos a escribir ese término y la función de autocompletar de Google nos iría mostrando distintas opciones. Puede ser un buen punto de partida a tener en cuenta.

 Búsqueda palabras clave

 Paso 3: ¿Cuántas búsquedas tienen las Palabras Clave elegidas?

Una vez hemos recogido ideas de palabras clave que nos pueden interesar, debemos conocer si son palabras que interesan a la audiencia ¿las buscan muchos usuarios? ¿Cuántos? Escribir utilizando palabras que nadie busca, no nos interesa. Para conocer estos datos, existe una herramienta llamada Planificador de Google, donde añadiendo las palabras elegidas podremos conocer las búsquedas mensuales que tiene cada una de ellas.

Un dato a tener en cuenta es que no a mayor volumen de búsquedas tiene por qué ser mejor. Ten en cuenta que también implicará una mayor competencia.

Paso 4: ¿Qué competencia tienen esas Palabras Clave?

Ya sabemos de qué vamos a hablar y qué palabras clave son las más buscadas sobre ese tema, pero ¿hay muchos sitios que hablan ya de este mismo tema? Este paso es clave para conocer con cuantos vamos a tener que “luchar” para lograr tener una visibilidad mayor que nuestro competidor.

Si escribimos en el buscador de Google Allintitle:”palabra clave” nos mostrará algo similar a esto:

análisis de competencia palabras clave

¿Es mucha o es poca competencia? Depende. Tendremos que analizar cada uno de los términos que hemos escogido y sopesar el número de búsquedas mensuales respecto a la competencia que cuenta cada una de ellas. A mayor número de resultados, mayor es la competencia. Dicho de otro modo, más contenido sobre el mismo tema existe en la red.

 

Paso 5: Ahora sí ¡toca escribir!…pero sin olvidar los aspectos SEO

Ahora que ya sabemos sobre qué vamos a escribir, hemos hecho una primera selección de palabras clave y sobre ellas hemos estudiado su competencia y nivel de búsquedas mensuales, escogiendo las más idóneas y desestimando aquellas que no nos interesan, llega el momento de reflejar que somos expertos en la materia.

No pierdas de vista el objetivo principal, recuerda que el artículo debe resultar interesante al lector, que realmente le aporte valor, conocimiento, le aclare dudas, conceptos, etc.

Pero esto no es todo, no debemos olvidar que queremos aparecer por encima de la competencia luego hay ciertos elementos SEO que no debemos dejar de lado, como son:

– Emplea la palabra clave principal en el título del artículo, que es lo que aparecerá en los resultados de búsqueda.

– Añade en la etiqueta meta description, una descripción clara pero concisa (no más de 140 caracteres). Esta descripción aparecerá debajo del título en los resultados de búsqueda, así que trata de que refleje la idea básica del artículo y que sea atractivo para provocar el interés del usuario.

– Optimiza la url de la página, es decir, si el artículo se llama “Beneficios de correr con un buen calzado” la url del artículo debería ser algo así: “www.miempresa.com/beneficios-de-correr-con-un-buen-calzado.html” Sin acentos, con guiones, incluyendo al menos la palabra clave principal, siendo descriptivo, etc. De esta forma, el usuario sabrá a primera vista de qué trata del artículo y los buscadores.

– Genera enlaces dentro del texto: no todos los enlaces tiene el mismo peso. Este tema lo trataremos en profundidad más adelante. Únicamente diremos que es importante que, como mucho, dos palabras clave que hayamos utilizado enlacen con alguna página interna de la web. En el caso del ejemplo que hemos venido utilizando, podría ser la página donde mostremos un modelo de zapatilla perfecta para correr durante horas.

Pero no sólo son fundamentales los enlaces internos. Es importante que trates de incluir algún enlace que apunte hacia afuera, para darle una mayor naturalidad al artículo a la vez que le permites al lector ampliar cierta información sobre algo puntual. Asegúrate de que es una fuente fiable.

– Las imágenes también son importantes: muchas veces nos centramos tanto en el texto y en todos los pasos que hemos explicado anteriormente, que las imágenes se quedan relegadas a un segundo puesto. Es un error muy común y del que hablaremos más en detalle en próximos artículos. De momento, quedaros con dos notas sobre esta parte:

– Fundamental añadir la etiqueta Alt y Title en cada imagen que utilicemos, tratando de añadir la palabra clave principal. En estas etiquetas tendremos que describir, de forma breve, el contenido de la imagen. Por supuesto la imagen debe guardar relación con el contenido.

– Nombre del archivo: trata de guardarla con un nombre que defina lo que es. Es decir, evitando nombres del tipo “imagen1.jpg”.

A lo largo de estos 4 pasos hemos tratado de resumir lo más importante a tener en cuenta para lanzarse en el apasionante mundo de la redacción de artículos para SEO. Como todo, es cuestión de práctica, pero os aseguramos que siguiendo estos pasos y teniendo un poco de paciencia (el SEO no se construye en un día) los resultados se irán mostrando. Suerte!

 

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *